Domótica veraniega

¿De qué forma la domótica puede sernos útil en estos casos? La domótica no es una alarma pero puede ayudar a un sistema de seguridad a ser mucho más efectivo y práctico de varias maneras. En primer lugar, haciendo que la alarma no tenga que funcionar nunca gracias a la “simulación de presencia”. Si el posible ladrón piensa que no hemos abandonado la vivienda, seguramente preferirá intentarlo en otra casa donde no haya nadie.

En caso de que se produzca una detección en el exterior de la vivienda, pueden cerrarse persianas o ventanas motorizadas para impedir el acceso al inmueble y encender las luces tanto interiores como exteriores para “invitar” al intruso a darse la vuelta y facilitar la toma de imágenes mediante un sistema de videovigilancia. También pueden entrar en funcionamiento sistemas de audio para reproducir música a gran volumen o incluso mensajes pre-grabados tipo “está siendo grabado” etc.

Si hemos salido de casa con prisas y nos queda la duda de si la alarma está activada o no, podemosconectarnos a casa de forma remota y verificar que ha quedado activada. Si no lo está podemos activarla en ese momento, además de apagar el aire acondicionado, cerrar las persianas, etc.

Aunque ciertamente estas aplicaciones resultan bastante llamativas, no menos prácticas son aquellas relacionadas con la gestión de la energía, la climatización de la vivienda y la ayuda en la realización de tareas como el riego de jardines y plantas o la ventilación de la casa.

Esta entrada fue publicada originalmente por José M. Vázquez el 13/07/09 en el blog 
de tecnologías del hábitat de pisos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.